domingo, 1 de agosto de 2010

Procesos en las farmacias inglesas.


El trabajo como farmacéutico en Reino Unido no tiene absolutamente nada que ver con el trabajo en España. Yo en España me sentía una vendedora, simplemente daba productos, me pagaban, daba la vuelta y adiós.
Siempre he pensado que eso lo podía hacer cualquiera sin necesidad de 5 años de carrera. Pero aquí sí que te tratan como a un profesional y se respeta tu criterio por encima de todo.

Obligatoriamente tiene que haber siempre un farmacéutico en la farmacia, sin ninguna excepción. Si el farmacéutico llega tarde, o tiene que salir 5 minutos por una emergencia, la farmacia directamente se cierra. Y lo mejor de todo es que ¡se cumple esta ley!
En España, teóricamente tambien tiene que haber siempre un farmacéutico por farmacia, pero daros una vuelta por vuestras farmacias más cercanas, y veréis como la mayor parte del día están gestionadas por auxiliares.

Otra gran diferencia es que hay que etiquetar todos los medicamentos que se venden con receta. En la etiqueta se incluye nombre del paciente, medicamento que se le ha prescrito, dosis y algunas otras advertencias.
Este es uno de los puntos que yo veo más importantes y útiles para el paciente ya que tiene toda la información que necesita al alcance de la mano, por lo que se evitan posibles errores en la posología.

Además cada medicamento que sale de la farmacia tiene que estar chequeado por el farmacéutico: hay que controlar que le estamos dando el producto que se le ha prescrito, que el médico haya prescrito la dosis correcta, que no tenga interacciones con cualquier otra medicación que esté tomando y que esté bien etiquetado.
Es bastante común estar en contacto con el médico para informarle de que el producto no es adecuado para ese paciente y sugerirle otro diferente, u otra dosis. Yo creo que si en España llamara al médico para algo similar, directamente me colgarían.

Por tanto, el procesos es el siguiente: llega el paciente con su receta y se la da a la chica del mostrador, un auxiliar coge la medicación y la etiqueta en el ordenador, luego lo pasan al farmacéutico que chequea y lo devuelve al mostrador.
Así que para que una farmacia funcione correctamente tiene que haber MINIMO tres personas trabajando: una en mostrador, otra que etiqueta y el farmacéutico.

Un inconveniente de esto es que los tiempos de espera se alargan bastante. Desde que un paciente deja su receta en la farmacia hasta que sale con su medicación pueden pasar desde 5 minutos (en el mejor de los casos) hasta más de 20 si hay mucho jaleo. Pero realmente creo que merece la pena la espera.

Además de todo esto, se dan otra gran cantidad de servicios que en España ni se plantean, pero eso ya será cuestión de otro post.

Para quien esté interesado en saber algo más sobre es tema aquí os dejo una carta de un farmacéutico recién licenciado en Tenerife. Estoy completamente de acuerdo con lo que él dice.

8 comentarios:

Sirventés dijo...

Cuando dices farmacias, quieres decir Boots? Porque si algo echo en falta en Londres son farmacias normales donde entrar, decirle al farmacéutico lo que me pasa y que me de algo rapidito y suave.

Sereah dijo...

Realmente, al decir farmacias me refería a las de Lloyds, que son las que conozco desde dentro.

Por Inglaterra tambien hay farmacias como las que tú dices, que llegas, hablas con el farmacéutico, le cuentas lo que te pasa, te da algo y todos tan contentos, pero no están en los centros de las ciudades.

Yo trabajo sólo en pueblos, y realmente en el centro de Manchester, sólo recuerdo ahora mismo haber visto mega-boots, que en lugar de farmacias son supermercados donde a parte de otro millón de cosas, venden medicamentos.

Inma dijo...

Yo he trabajado en diferentes LLoyds, Tescos y Sainsbury's y en cualquiera de ellas cuando alguien quiere hablar con el farmacéutico/a, solo tienen que pedirlo y este/a sale y habla con el/la paciente/cliente. Lo que pasa es que creo que aquí hay más limitaciones sobre lo que podemos dar sin receta. (y digo creo porque no sé como están las cosas en las farmacias españolas hoy en día)

Sereah dijo...

Hola de nuevo, Inma. ¡Me alegra volver a leerte por aquí!

Llevas razón en lo de la limitación de qué se da y qué no sin receta. Aunque más que limitación, yo diría la forma de cumplir la ley.
En España la mayoria de medicamentos son el equivalente a los POM ingleses, pero desgraciadamente, te sorprendería ver la ligereza con la que se venden sin receta la mayoría de estos.

linda dijo...

Hola, me gustaria saber si hay que estar colegiado antes de buscar trabajo, gracias
Linda

Sereah dijo...

Hola Linda,
no hace falta estar colegiado para buscar trabajo en Inglaterra, pero sí para trabajar.
Yo empecé el proceso de selección sin colegiarme y cuando me confirmaron que me habían admitido empecé con los trámites de la colegiación.

Ana Montilla dijo...

Hola!!! acabo de encontrar tu blog y me estoy empapando de él! resulta que soy farmacéutica, también de Jaén (Porcuna más concretamente), residiendo en Londres, recién colegiada y con unas ganas tremendas de trabajar, ando en busca de algún trainee para tomar contacto, puesto que tengo 0 experiencia aquí. Acepto cualquier tipo de consejo, me encantaría conseguir tu correo, porque me asaltan millones de dudas y quizás tú me puedas ayudar. montillahueso@gmail.com Saludos, haces un buen trabajo y gracias!

Bea dijo...

Hola!

He conocido tu blog buscando información sobre las famosas etiquetas que ponen en los medicamentos en Inglaterra, y me ha parecido muy interesante (además de que me ha hecho mucha gracia porque yo tengo un blog que se llama "biotecnóloga por el mundo", jeje).

Un saludo!

Quizá tambien te interese

Related Posts with Thumbnails